El presidente ejecutivo del Banco Popular Dominicano, señor Christopher Paniagua, informó que esta entidad bancaria realizará un aporte de RD$50 millones para asistir a las personas y comunidades más afectadas por el paso del huracán Fiona, localizadas en las provincias La Altagracia, Samaná, El Seibo, La Romana y Hato Mayor.

    Los fondos se destinarán a la compra urgente de alimentos, medicamentos y materiales para la reparación de viviendas, entre otros insumos. Estas donaciones llegarán a las familias más necesitadas a través de las entidades que asisten a los damnificados bajo la coordinación del Centro de Operaciones de Emerencias (COE) y de otras organizaciones religiosas y de la sociedad civil.



     El presidente ejecutivo del Banco Popular subrayó que este donativo forma parte del compromiso de la entidad bancaria en favor del desarrollo del país y del bienestar de su gente. De acuerdo a su modelo de actuación como banca responsable.

FUENTE EL CARIBE