Las fuerzas de combates fueron colocadas en un modo especial de servicio de combate.

La orden del presidente ruso, Vladimir Putin, el domingo de poner a las fuerzas nucleares de Rusia en alerta máxima es parte de un patrón de tensiones crecientes tras su ataque a Ucrania. Pero los analistas sugieren que la mudanza es probablemente un nuevo y peligroso farol.

    Las potencias occidentales, incluidos los Estados Unidos y la OTAN, protestaron duramente después de que Putin dijera en un discurso televisado que las «fuerzas de disuasión» nucleares del país fueron colocadas «en un modo especial de servicio de combate».

     La ONU calificó la idea del uso de armas nucleares de «inconcebible», mientras que el gobierno de Ucrania dijo que vio la medida como un intento de intimidación a medida que las delegaciones de ambos países se preparaban para reunirse para conversaciones exploratorias.

FUENTE ALJAZEERA NEWS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.