Primeros 3 israelíes tratados con nueva vacuna pasiva se recuperan, salen del hospital

Corona virus, Laboratorio Al Hadassá

      Los primeros tres pacientes tratados con una nueva “vacuna pasiva” COVID-19, que fue desarrollada por el Centro Médico Hadassah y la empresa biofarmacéutica israelí Kamada, demostró un rápido beneficio clínico y ya han sido liberados del hospital a sus hogares, Hadassah informó el jueves. “Desde hace tres meses, a pesar de la oposición inicial del ex director general del Ministerio de Salud, Hadassah ha estado recolectando donaciones de plasma de pacientes con coronavirus”, dijo el Prof. Zeev Rotstein, director de Hadassah.

     Específicamente, el plasma fue recolectado con la ayuda de la organización haredi (ultra-ortodoxa) Yad Avraham y la comunidad haredi. A los pacientes que dieron negativo para el nuevo coronavirus dos veces y mostraron altos niveles de anticuerpos en la sangre se les pidió que donaran. Aquellos que desarrollan cualquier virus, incluyendo el nuevo coronavirus, desarrollan proteínas antivirus especiales o anticuerpos en su plasma, que pueden ayudar a los pacientes enfermos a hacer frente a la enfermedad. Según webmd.com, el plasma es la porción amarilla y líquida de la sangre que transporta proteínas, minerales, nutrientes y hormonas importantes a los lugares correctos del cuerpo, lo que constituye más de la mitad de la sangre.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Hadassá trata a pacientes con COVID-19 con nueva vacuna pasiva concentrada

     Las donaciones de plasma fueron recogidas por el banco de sangre de Hadassah y luego transferidas, junto con las dosis recogidas por Magen David Adom, a la empresa Kamada, donde se produjeron anticuerpos apropiados para el tratamiento experimental. Kamada usó el plasma para producir lo que llama su “producto de inmunoglobulina derivado del plasma anti-SARS-CoV-2 (IgG).”

FUENTE JERUSALEM POST