Una incipiente misión de la NASA probará por primera vez el uso de láseres en lugar de microondas para medir con más precisión cambios en la distancia de separación entre las dos naves espaciales.

Esta técnica prometedora que mejora la precisión en al menos diez veces, llamada interferometría de rango láser, será empleada en la misión GRACE-FO, cuyo lanzamiento está previsto para el 19 de mayo.

GRACE-FO proporcionará continuidad para las mediciones históricas de las misiones GRACE durante al menos otros cinco años, mejorando aún más la comprensión científica de los procesos del sistema de la Tierra y la precisión del monitoreo y los pronósticos ambientales.

FUENTE LISTIN DIARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *