Un bombardeo nocturno atribuido a Israel cerca de Damasco mató a 15 combatientes prorrégimen extranjeros, incluidos 8 iraníes, según un nuevo balance difundido por la oenegé Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

El ataque alcanzó el martes por la noche un depósito de armas de los Guardianes de la Revolución, el ejército de élite del régimen iraní, en el sector de Kiswe, al sur de la capital, precisó el OSDH.

El ejército sirio interceptó dos misiles israelíes que se dirigían a ese sector, había informado previamente la agencia de noticias oficial siria Sana. Las televisiones estatales difundieron imágenes de la zona en llamas.

Quince combatientes prorrégimen extranjeros murieron por el disparo de misiles, entre ellos 8 miembros de los Guardianes de la Revolución, afirmó el director del OSDH Rami Abdel Rahman, que en un primer momento había señalado la muerte de 9 personas sin precisar su nacionalidad.
d9f54803a11a1dee29f568cbbcc01e1310883f04
FUENTE AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *