La disolución de ETA no bastará para garantizar una paz duradera en el País Vasco, advierten dos artífices franceses del proceso de paz, que piden a Madrid y París que resuelvan la situación de los 270 presos encarcelados en ambos lados de la frontera.
Una conferencia internacional, considerada crucial para el proceso de paz, se llevará a cabo el 4 de mayo cerca de Bayona, en el sureste de Francia, y debe coincidir en principio con el anuncio oficial de la disolución de ETA, fundada en 1959.

«El fin de ETA no garantiza una paz irreversible», sostiene Jean-René Etchegaray, alcalde de Bayona (suroeste) y presidente de la Comunidad de aglomeraciones del País Vasco.

«Si queremos poner fin a este último conflicto armado en Europa occidental, debemos construir la paz involucrando a las víctimas y los presos. Las negociaciones de todos los conflictos armados en el mundo han abordado el tema de las cárceles», afirma Etchegaray en una entrevista con la AFP.

«El fin de ETA es el momento en el que se debe poner sobre la mesa el tema de los presos, en el que Francia y España deben poner fin a su régimen carcelario excepcional para los presos vascos», estima también Jean-Noël Etcheverry, también conocido como Txetx, uno de los pilares del proceso de paz.

FUENTE AFPedc89755102741588ef1f7aa7844bd0e1755a87e

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *