Los adultos que beben entre 1.5 y 3.5 tazas de café sin azúcar o café endulzado con azúcar tienen menos probabilidades de morir durante los siguientes siete años, según un estudio reciente.

   De hecho, aquellos que beben esta cantidad promedio de tazas de café diarias que están endulzadas con azúcar tenían entre un 29% y un 31% menos de probabilidades de morir en el período de tiempo monitoreado en contraste con aquellos que no beben café en absoluto, según el estudio revisado por pares, que se publicó en Annals of Internal Medicine.

    Mientras tanto, los participantes que bebían café sin azúcar a cualquier capacidad tenían entre un 16% y un 21% menos de probabilidades de morir en los siguientes siete años.

FUENTE THE JERUSALEM POST