Tras el fiasco con Trump, Kim reaviva los “vínculos históricos” con Rusia

  En pleno bloqueo diplomático con Washington, el líder norcoreano Kim Jong Un buscó este jueves el apoyo del presidente ruso Vladimir Putin, quien llamó al final de la primera cumbre entre ambos a renunciar a “la ley del más fuerte” para resolver la crisis nuclear.

  Dos meses después del rotundo fracaso de su segundo encuentro con el presidente estadounidense, Donald Trump, en Hanói, el líder norcoreano afirmó haber pasado esta vez un “muy buen momento” con Putin en Vladivostok, en el Extremo Oriente, asegurando querer reavivar los “vínculos históricos” entre Rusia y Corea del Norte.

“Estoy contento con el resultado: Kim Jong Un es alguien bastante abierto, dispuesto a hablar de todo”, afirmó Putin ante la prensa al final de la reunión, la primera a este nivel desde la de 2011 entre el expresidente Dmitri Medvedev y Kim Jonh Il.

  Recibido por Putin con una poco habitual puntualidad y un largo apretón de manos, Kim pasó en total cinco horas en territorio ruso: dos horas de reunión cara a cara seguidas de conversaciones entre delegaciones y luego una cena durante la cual comieron borsch, ensalada de cangrejo y ravioles siberianos de carne de reno, y el dueño del Kremlin recibió una espada de regalo, según la agencia TASS.

FUENTE AFP