Travesura criminal en el Mesila

No hay reporte actualemente acerca de incidentes delictivos en el Parque Mesila.

MESILA PARK, de unos 6 km. de largo, es un símbolo de convivencia para los residentes de Jerusalén. (Crédito de la foto: MARC ISRAEL SELLEM).

           El icónico Parque Mesila, que conecta los barrios desde la Colonia Alemana hasta Patt, ha tenido sus desafíos durante – y antes – la crisis del corona virus. Desde los informes sobre acoso sexual y la quema de una librería hasta los delitos menores y organizados, uno de los hitos de Jerusalén, un símbolo de coexistencia y entretenimiento para sus residentes, se ha convertido en una fuente de molestias.

      A principios de este mes, incidentes de acoso sexual a lo largo de las vías del tren salieron a la luz. La policía informó de un aumento en el número de denuncias de mujeres acosadas por transeúntes en el parque. La última oleada de denuncias dio lugar a una operación encubierta de la policía; una agente encubierta fue enviada a la zona con un equipo para localizar a los rufianes, lo que dio lugar a que dos residentes árabes de Jerusalén oriental fueran capturados por acercarse a ella y acosarla. También tenían documentos de identidad israelíes falsos, y posteriormente el Tribunal de Primera Instancia de Jerusalén les ordenó que los liberaran de una condena de tres meses y de una fianza de 5.000 NSI.

           El informe anual de los Centros de Asistencia a las Víctimas de Agresión Sexual publicado a principios de este mes muestra que el número de casos de abuso sexual denunciados ha aumentado drásticamente durante la crisis del corona virus, con un aumento del 24%. Además de la violencia doméstica, también han aumentado los incidentes en las zonas públicas, y también se han denunciado casos en Sacher Park y el Valle de la Cruz. Sin embargo, no se ha publicado ningún informe oficial específicamente sobre incidentes delictivos en la zona del propio Parque Mesila.

FUENTE THE JERUSALEM POST