Un producto peligroso para la salud!

Los habitantes de algunas naciones occidentales consumen anualmente un promedio de 60 kilos de azúcares y sustancias edulcorantes (que endulzan) por cada hombre, mujer y niño.

Mucha gente no compra azúcar en gran cantidad.

 ¿Cómo es que se consume tanta azúcar?

       La mayor parte de la azúcar que consumimos es azúcar oculta. A continuación mencionaremos algunas de las formas como se filtra el azúcar en nuestra dieta:

      Bebidas dulces: Los norteamericanos en general y muchos latinoamericanos beben como promedio 200 litros de bebidas gaseosas por persona al año. Cada lata de bebida puede contener hasta 12 cucharaditas de azúcar.

      Postres: Una porción de torta de chocolate, por ejemplo, contiene 15 cucharaditas de azúcar;  una taza de yogur helado contiene 12 cucharaditas.

      Cereales envasados para el desayuno: Algunos de estos son excelentes; en cambio otros, especialmente para el desayuno de los niños, tienen de 48 a 64 por ciento de calorías, derivadas del azúcar.  Siempre conviene leer la información de los componentes en el envase. Hay azúcar también en los caldos envasados, guisos y comidas listos para servir y hasta en algunas mantequillas de cacahuate.

¿Es una buena idea leer la etiqueta de los envases de los alimentos?

        Sí. Pero tome en cuenta que el azúcar puede ocultarse dándole un nuevo nombre. Suco rosa, dextrosa, lactosa, fructosa y maltosa, por ejemplo, son azúcares. También lo son el jarabe de maíz, la miel y la melaza.

¿A caso el azúcar no produce energía?

          Los azúcares concentrados entran rápidamente en el torrente sanguíneo. Eso hace subir el nivel de azúcar en la sangre y produce un golpe rápido de energía. Pero esa cumbre azucarada es de corta duración, porque desencadena un golpe de insulina.

     La insulina rebaja los niveles de la sangre, y en ausencia de los efectos moderadores de la fibra, en ocasiones lo hace con demasiada intensidad y rapidez. El descenso brusco del nivel de azúcar produce a veces síntomas parecidos a los de la hipoglucemia, que es la disminución de la concentración de azúcar en la sangre; produce sensación de hambre, temblor, palidez, sudor profuso, dolor de cabeza, trastornos síquicos y convulsiones.

¿Es verdad que el cuerpo puede hacer azúcar de casi cualquier cosa que comamos?

     De cualquier cosa, menos de la grasa. La gente durante mucho tiempo pensaba que no tenía importancia lo que comiera porque podía convertirlo en nutrientes necesarios. Pero ahora sabemos que es muy importante la forma como el cuerpo procesa los alimentos desde el momento que se los ingiere hasta que llega al torrente sanguíneo.

¿Cuáles son algunos de los aspectos que hay que tener en cuenta cuando se come alimentos con azúcar?

        La educación y la moderación son el secreto.

                 Si a usted le encanta las golosinas y otros dulces, conviene que se someta a un proceso de reeducación.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Una generación Carbonatada

Siete Caminos Equivocados

Deterioro progresivo del régimen alimentario

FUENTE VIDA DINAMICA.