“UNA ANEMIA POR POCO ME MATA” Manuel Guzmán narra vivencias en baloncesto

Los análisis reflejaron que la anemia estaba en ocho.

Le gusta dirigir. Afirmó que se preparará para entrenar cuando, en el futuro, llegue el retiro

          Muchos atletas, sin importar el deporte, cuando salen fuera del país a reforzar en las ligas profesionales, llegan a poner sus vidas en peligro, aunque usted lo crea.

             Se entiende que los atletas regresan «bañados en dólares» y que todo es color de rosa, pero, a veces no es así.

            El caso del estelar rebotero dominicano Manuel Guzmán, quien fue Selección Nacional por varios años y es la principal figura del Club San Carlos, encaja perfectamente con los ejemplos antes expuestos.

            Indicó que cuando concluyó esa temporada y llegó al país a jugar en el Superior, con San Carlos, llegó con una flojedad en su cuerpo y el cansancio llegaba a su cuerpo en apenas cinco minutos de iniciar los partidos.

          «Eso no es normal, no sabía qué me pasaba, hasta que uno de los fisioterapeutas me indicó unos análisis para ver qué me pasaba», agregó.

     Agregó que cuando llegaron los resultados, tenía una anemia en ocho, algo increíble, con poca sangre en su cuerpo y estaba al borde de sufrir algo grave.

          El baloncesto es mi vida. Afirmó que el baloncesto es su vida, su pasión y su trabajo profesional porque de ahí es que mantiene a su familia, la cual dijo es su principal tesoro.

FUENTE HOY