UNA BUENA RELACION CON DIOS

Pastora Vilma B. De Rojas

Es importante, prioritario y esencial tener cada día una relación con Dios “Esto implica buscar su dirección, leer su palabra, meditar en ella, orar cada día y tener una comunicación permanente con él. ¿Para y Por qué?

1- Para pensar antes de actuar.
Todo hombre prudente procede con sabiduría, mas el necio manifestara necedad. Proverbios 13:16
La mayoría de las personas toman decisiones basándose en forma impulsiva y sin pensar. Una de las cosas que ensena la sabiduría divina, es que debemos pensar antes de actuar. Muchas veces lo que hacemos es reaccionar ante la mala actitud de alguien, y cuando así lo hacemos, nos ponemos a merced de esa otra persona. La Biblia llama sabiduría y prudencia cuando se piensa antes de tomar una decisión. Muchas personas a las que se le s ha ofendido y criticado su reacción en ese momento es llenarse de ira, querer ir y decirles hasta el mal que van a morir ; pero, los prudentes y sabios refrenan su enojo, y se detienen para enfocar objetivamente la situación y pensar en la respuesta que debe dar . En este compás de espera le damos la oportunidad al Señor Jesús de aconsejarnos, medir las consecuencias y ya en paz, actuar con mansedumbre. Si reaccionamos sin pensar, nos metemos en problemas.
Los que actúan y luego piensan la Biblia los llama necios e iracundos; sin embargo aquellos que piensan y actúan después los llama sabios y prudentes.

2_ Perdonar como un estilo de vida.
“Y cuando estéis orando perdonad si tenéis algo contra alguien, para que también nuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas”. Marcos 11:25
Decida que no importa lo que la gente le haga, usted va a perdonar. El perdonar debe ser un estilo de vida para el cristiano, no deje pasar un día sin hacerlo, ni que su corazón guarde resentimiento o amargura contra alguien, porque arruinaría su relación con Dios, enfermaría su cuerpo físico y sería un gran impedimento para recibir bendiciones.

3_ Bendiga a quienes lo maldicen.
“Pero yo os digo: Amad vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os odian y orad por quienes os ultraja y os persigue”. Mateo5:44

Cualquiera que esté haciendo algo para el Reino de Dios, que esté al frente de una empresa, que gobierne una nación, haga algo por los pobres, enfermos y necesitados, etc., etc. Sufrirá persecución y muchos lo maldecirán.
Maldecir: significa decir mal de alguien: Si usted está haciendo algo para el bien de otros, si usted decidió seguir a Cristo de manera comprometida o seria, sepa que le van a maldecir pero además debe saber que la bendición de Dios está siempre sobre su vida, lo cual es lo que importa. Cada día cuando se levante, abra su boca para bendecir, hablar bien de otros aun de aquellos que lo maldicen.

4_ Decir la verdad siempre. Proverbios 6:16-19 Dice que Dios aborrece siete pecados, pero hay uno que es la raíz de todo y es: la mentira. Dios detesta la lengua mentirosa y el falso testigo, tristemente hoy encontramos bastante mentira en el mundo. Decir la verdad siempre, aun cuando estemos bajo presión, aunque haya mucho de por medio, nunca debemos comprometer los principios bíblicos. Todo lo que logremos por medio de la mentira será maldición.
Abandonémosla aunque nos cueste perder un amigo, posición, dinero o lo que sea.
Al terminar con estos cuatro valores, tratados brevemente llegamos a la conclusión de que no es fácil ser cristianos, que debemos pensar antes de actuar y que sobre todo es vital orar siempre antes de tomar una decisión importante.
Orar siempre demuestra la dependencia que se tiene de Dios, es una señal de humildad y responsabilidad ya que cualquier decisión afecta nuestro destino y el de otros.