Victoria de Joe Biden trae a palestinos un suspiro de alivio

Para los palestinos el mejor regalo recibido es la salida de Trump de la presidencia.

El entonces vicepresidente estadounidense Joe Biden hace gestos mientras camina con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, después de que ambos se reunieron en Ramallah en 2010. (foto: MOHAMAD TOROKMAN/REUTERS).

¿Joe Biden es bueno o malo para los palestinos? Esta es la pregunta que muchos palestinos han estado haciendo desde el anuncio de que el candidato presidencial demócrata ha ganado las elecciones estadounidenses. Por ahora, parece que mientras los palestinos están divididos sobre Biden, la gran mayoría está de acuerdo en que la salida del presidente estadounidense Donald Trump y su administración es el mejor regalo que podrían haber esperado.

    La actitud de larga data de los palestinos hacia las elecciones presidenciales de Estados Unidos se basó en la afirmación de que no hay una diferencia real entre demócratas y republicanos cuando se trata del conflicto árabe-israelí. No importa quién esté sentado en la Casa Blanca, Estados Unidos siempre estará sesgado a favor de Israel, argumentaron los palestinos durante las últimas cinco décadas. “Dos caras de la misma moneda” fue la respuesta dada por muchos palestinos, cuando se les preguntó por sus respuestas a las anteriores elecciones presidenciales de Estados Unidos.

   Pero los últimos cuatro años de la administración Trump han enseñado a los palestinos que hay una diferencia entre un presidente de los Estados Unidos y otro. Por primera vez, los palestinos vieron cómo un presidente de Estados Unidos no sólo puede ser parcial a favor de Israel, sino también extremadamente hostil hacia sus líderes en particular y la cuestión palestina en general.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Tercera noche de escrutinio sin ganador en Estados Unidos

Bernie Sanders advierte a Joe Biden: Tira a la izquierda o sopla las elecciones

INFORME: BIDEN COLUSION CON LOS PALESTINOS PARA CREAR UN ESTADO TERRORISTA DENTRO DE ISRAEL

FUENTE THE JERUSALEM POST