Los relojes inteligentes, dispositivos de monitoreo de actividad física y otro tipo de ‘wearables’, se están volviendo casi comunes como los teléfonos móviles y tabletas.

    Es un mercado que se espera que en los próximos años tenga un crecimiento de 12,5% anual, para superar los 118 billones de dólares en 2028.

     No obstante, si bien los wearables están siendo parte de la vida cotidiana, también recopilan más datos y se conectan a un número cada vez mayor de otros sistemas inteligentes.

   Por tal razón ESET, compañía en detección proactiva de amenazas, identificó posibles riesgos de seguridad y privacidad que se puede encontrar alrededor de esta tecnología.

FUENTE LISTIN DIARIO