El Colegio Médico Dominicano (CMD) denunció ayer una serie de precariedades por las que atraviesa el hospital Jaime Mota de Barahona, incluida la detección mediante pruebas de laboratorio de las bacterias Serratia marcescen; E. Coli, Klebsiella y Estafilococos.

“Esos son gérmenes que están dentro del hospital y afectan en gran medida a todos los procedimientos de atención que se desarrollan en ese hospital”, dijo el presidente del gremio, Wilson Roa durante una rueda de prensa.
Explicó que tras una visita al establecimiento de salud regional comprobaron que allí solo funcionan dos incubadoras, hay una sola lámpara térmica para calentar a los recién nacidos, no hay gases arteriales ni electrolitos séricos y una sola perinatóloga, pasante de postgrado debe atender un promedio de once nacimientos al día.

Explicó que de los nueve pediatras nombrados en el centro, hay tres que no hacen servicio por cuestiones de edad y de salud, mientras que en la emergencia pediátrica no hay oxígeno, se nebulizan juntos niños y adultos y el área de Cuidados Intensivos es una sala de cuatro camas.

FUENTE EL CARIBE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *