El vaivén de las cabinas del Teleférico de Santo Domingo en el sector Gualey mantiene atemorizados a algunos residentes que tienen sus viviendas cercanas a los cables de la estación.

Desde hace varios días la Unidad para la Readecuación de La Barquita y Entornos (Urbe) realiza pruebas al sistema metrocable, operaciones que han generado preocupación a los inquilinos y propietarios de una fila de viviendas que debe ser demolida, por estar en la franja de influencia del Teleférico, pero aún continúan habitadas.

“Yo me asusté cuando vi ese furgón (cabina) en el cuartico donde yo duermo. Eso pasa demasiado cerca de la casa de uno. Yo tengo temor de que eso se caiga”, expresa doña Irene Hernández, quien considera que debe ser retirada del área lo más pronto posible.

Precisó que cuando las cabinas empezaron a pasar sobre su vivienda ubicada próximo a la calle Domingo Santana, una de éstas chocó y dobló la antena de su televisor. Dice que desde entonces vive nerviosa.

FUENTE EL CARIBE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *