Nicaragua instaló este miércoles una mesa de diálogo nacional por la paz, con la participación de representantes del Gobierno de Nicaragua, empresarios, estudiantes, campesinos; la Conferencia Episcopal como mediadora y la presencia del presidente Daniel Ortega.

«A todos nos duele la muerte de nuestros seres queridos, pero tenemos la obligación de no responder a la violencia con más violencia, porque sino tenemos escalas que terminan en guerras, y el pueblo está cansado de eso», expresó el presidente.

«Violencia es lo que se está ejerciendo en estos momentos, atemorizando a las familias» dijo en referencia a los últimos disturbios registrados en distintas zonas del país.

Recalcó que la policía tiene la orden de no disparar ya que «no se puede seguir derramando la sangre de hermanos».

mesa_de_dixlogo_nicaragua_1718483347
FUENTE TELE SUR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.